Limpiador de Pocetas MAS - Propaganda de Venezuela de los años 70

Sin duda alguna, una de las propagandas más vistas y conocidas de Venezuela desde los años 70 y hasta el presente, ha sido la del Limpiador de Pocetas más, que desmancha Más, que limpia Más y no daña!
Habían muchos limpiadores distintos, desde el Mistolín, pasando por los productos de Cruz Verde, pero en todos los baños venezolanos siempre debíamos tener el limpiador Más. Sin duda alguna era el único que limpiaba bien nuestro santuario de cerámica.
En los años 80, la gente comenzó a darse cuenta de que no lo debían mezclar con cloro, ya que se formaba una enorme nube contaminante que podría matar a cualquiera de asfixia. El producto era muy fuerte y bastaba con que una gota cayera sobre alguna superficie más delicada, para que quedase la mancha blanca para siempre.
El MÁS siempre fue un producto de buena calidad, y su precio nunca fue tan elevado. Por eso era tan popular entre toda la gente. Pero lo que las personas adoraban era su propaganda, que se transmitió exactamente igual, durante más de 20 años, ahorrando una buena cantidad de dinero a su departamento de mercadeo. Lo que importaba era que la cuña agradase al publico, y todos compráramos en el supermercado este producto, que pasó a ser casi un patrimonio cultural, solo por esta propaganda.