Pi-pí, Pi-pó y YA - Cajero del Banco Mercantil

En los años 80 se comenzaron a ver unas máquinas en las calles, en la puerta de los bancos, de las cuales se podría retirar dinero en efectivo. Para ese entonces era un modernismo que solo se veía en las películas norteamericanas.
Pi-pí, Pi-pó y YA - Cajero del Banco Mercantil

Pero por fin ya estaban accesibles para todos, aunque al principio no mucha gente los usaba, ya que les parecían complicados y aveces el dinero se atoraba o no salía y era pérdida para el cliente del banco. También existía la desconfianza de que el dinero que saliera no fuese la cantidad indicada en pantalla.


A medida que pasaban los años, las cosas fueron mejorando y los cajeros automáticos se convirtieron en algo de uso diario entre los ciudadanos. Al principio tuvieron que incentivar a la gente a utilizarlos, y en instituciones como el Banco Mercantil utilizaron propagandas de televisión como esta, que se convirtió en todo un emblema, ya que su frase "pi-pi, pi-po y ya!", se convirtió en una especie de slogan que se comenzó a utilizar popularmente cuando alguien hacía algo que era muy fácil y le explicaba a la otra persona con la frase mágica.

Pi-pí, Pi-pó y YA - Cajero del Banco Mercantil

Veamos las propagandas de TV que se transmitían en ese entonces.












No hay comentarios:

Publicar un comentario